¿Qué es una aleación de aluminio?

Una aleación de aluminio es una composición química donde se añaden otros elementos al aluminio puro para mejorar sus propiedades, principalmente para aumentar su resistencia.

Estos otros elementos incluyen hierro, silicio, cobre, magnesio, manganeso y zinc a niveles que combinados pueden representar hasta un 15% de la aleación en peso.

La aleación requiere la mezcla completa del aluminio con estos otros elementos, mientras que el aluminio está en forma líquida fundida.

Las propiedades del aluminio tales como resistencia, densidad, trabajabilidad, conductividad eléctrica y resistencia a la corrosión se ven afectadas por la adición de otros elementos como el magnesio, el silicio o el zinc.

Un ejemplo de una aleación de aluminio lo vemos en el vehículo militar Bradley Fighting que está fabricado con dos aleaciones de aluminio diferentes: una es de serie 7xxx y otra de la serie 5xxx.

Estas combinaciones permiten que el vehículo sea confiable para mantener a los soldados seguros y móviles. El aluminio también se utiliza en muchos otros vehículos militares.

Otro ejemplo lo vemos en los envases como las latas de aluminio, que están hechas de múltiples aleaciones de aluminio. La cáscara de la lata se compone de 3004 y la tapa se hace a partir de 5182.

A veces toma más de una aleación para hacer un sólo artículo.

En cuanto a la arquitectura se usa para la canceleria de aluminio, para aplicaciones en los marcos para ventanas, puertas o en la industria química, en los tubos para muebles, electrodomésticos, entre otros más, vemos aquí la aleación 6063 que cuenta con una alta resistencia a la corrosión, un buen acabado superficial, además de que es especial para anodizar.

Las aleaciones de aluminio se pueden fortalecer mediante el tratamiento térmico o el trabajo en frío. Los atributos de una aleación particular son diferentes debido a sus aditivos y tratamiento.

Para identificar el tipo de las aleaciones se les asigna un número de cuatro dígitos como habrás notado en los ejemplo anteriores, en el que el primer dígito identifica una clase general, o serie, caracterizada por sus principales elementos de aleación.

Para la creación de nuevas aleaciones surge la Asociación del Aluminio quién estableció el sistema de la designación de la aleación a través de su Comité Técnico de Normalización de Productos (TCPS), que fue aprobado en los EE.UU. en 1954.

Tres años más tarde, el sistema fue aprobado como American National Standard H35.

Este sistema de designación fue aprobado oficialmente por los firmantes Internacionales de la Declaración de Acuerdo en 1970 y se convirtió en un sistema de designación internacional.

En el mismo año, el Comité de Normas H35 y las aleaciones de aluminio fueron autorizadas por el Instituto Americano de Estándares Nacionales (ANSI), con la Asociación que actúa como la Secretaría.

La Asociación ha servido como el principal organismo de normalización para la industria global de aluminio desde entonces.

El sistema de registro de aleación está dirigido por TCPS de la Asociación. Todo el proceso, desde el registro de una nueva aleación para asignar una nueva designación, tarda entre 60 a 90 días.

Cuando el sistema actual se desarrolló originalmente en 1954, la lista incluía 75 composiciones químicas únicas.

Hoy en día, hay más de 530 composiciones activas registradas y ese número sigue creciendo. Ello pone de relieve cómo el aluminio es versátil y se ha convertido en omnipresente en nuestro mundo moderno.